Sigo sentado en el banco; aunque la señora no ha dejado de hablar por el teléfono, lo sigue haciendo de una manera más tranquila ; los perros no han dejado de correr una y otra vez detrás de "su" juguete; y vuelve en mi mente Borges y su concepto de acumular tiempo. Sin quererlo se unen esas tres imágenes en una misma pregunta:  
¿acaso no estamos actuando como esos perros que luchan por un juguete?.

"30110 sobre azul celeste"
[acuarela sobre papel]

50x70 cm

14 comentarios:

valnouveau dijo...

muy buena, parece foto jeje
besos!

eMiLiA dijo...

¡Dios! Qué hermosa imagen.

Me transportás ahí mismo. Estoy sentada con el señor y debatimos sobre el tiempo tan infame, y sobre nosotros, más infames aún al querer acumularlo.

Un abrazo!

David Criado dijo...

a veces somos peores que los perros!


=)

SKIZO dijo...

Great
Work
Tank you for sharing

patricia piruletadecorazon dijo...

te quedo bonito! :)

The Breakfast Lover dijo...

preciosa pared azul!!

Lele dijo...

joder! que bonita esta acuarela

M. dijo...

parece una foto :D

Denise Scaramai dijo...

Esta acuarela es hermoso y increíble!
tal simplicidad y la elegancia
Me encantó
felicitaciones!!!!

Nicolas Peña dijo...

Simplemente me encanta!
Gracias por pasar por mi blog.
Un fuerte abrazo!!

Alicia Alina dijo...

que pintura tan realista creado con pinceladas.

Me encanta :)
Besos de purpurina, ali.

Santa Biología dijo...

He llegado ahora mismo y con tu permiso me voy quedar. Tienes unas ilusrtaciones maravillosas, de verdad. Esta del señor mayor me ha impactado muchísimo, es magnífica, muy real y vívida, me parece que tiene mucho movimiento. No saoy un esperto pero si algo me gusta lo digo y esta me ha encantado.

Me parace que las personas que sois capaces de plasmar en un lienzo lo que se "pega" a vuestra retina sois unos privilegiados, vuestra memoria está heha de otra pasta.

Te sigo y enhorabuena por el blog

Azulix dijo...

Preciosa Imagen!!! yo tambien pensé que era una foto

Adelaida dijo...

Me encanta. El color azul en todas sus variantes queda siempre genial y más en ésta obra. Es precioso.