Recorría la ciudad de madrugada buscando muros tristes en los que crecieran plantas trepadoras, y dibujaba en ellos un par de mariposas de colores, de perfección exquisita, que parecían revolotear entre las piedras y la vegetación. Muchos pasaban sin verlas, presurosos por llegar a sus casas o despachos, donde no están permitidos los lápices de colores. Otros se detenían a mirarlas, y sonreían, y esa pequeña alegría les acompañaba en su camino. Y enseguida llegaba la brigada municipal, luchando por mantener la ciudad bonita, y bajaban de sus furgonetas, y con dos brochazos de pintura gris mataban a las mariposas.

Ilustración de portada para MENGANITAdecual en facebook

4 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

que poco gusto tienen algunos

Little Chloé dijo...

El dibujo es precioso... Su cara y su pelo me encantan.

patricia piruletadecorazon dijo...

es muy bonita(: la vi hace unos dias
un beso!

charlie dijo...

ami tambien me encanta :)