"Josefina, 1945"
técnica mixta sobre estuco
24x24 cm

" Las fotografías retienen una serie de episodios significativos de la historia de nuestras familias, dando fe de la pequeña historia. De esta manera, las fotos familiares nos brindan el placer de rememorar eventos y fantasías de antaño, pero también concitan el dolor de recordar la pérdida de nuestros padres, cónyuges, hermanos o parientes. Las fotografías nos ayudan a evocar el pasado íntimo, a recuperar de inmediato lo que hemos olvidado y a rememorar lo que consciente o accidentalmente evocamos."

9 comentarios:

aiGi.boGa dijo...

Maravilla de pintura y palabras! ;)

Denise Scaramai dijo...

Sí, muy cierto lo que ha dicho ...
y qué maravilloso trabajo, en el estuco!
es encantador!!

un fuerte abrazo!

Sergio dijo...

En cualquier caso es reconfortante que nadie caiga en el olvido.

anonimo dijo...

Que madres no hay más que unas, contrasta con la cantidad de padres potenciales siempre dispuestos. Pero lo que sí llama la atención, es como se parecían unas a otras. Yo tengo una foto de aquellos años de mi madre e idénticas como gotas de agua son. ¿ Será el pelo, la vestimenta, esa expresión de intelectuales en ciernes y críticas que tenían ? ¿ O será que los fotógrafos daban miedo en el pasado lejano y salvaje, en aquella época ?
¿ Qué dirán nuestros descendientes,dentro de 70 años, cuando viéndonos en las fotos se den cuenta de que todos parecíamos iguales ? Y quizás hasta lo fuéramos , por mucho que nos hayamos siempre sentido únicos o diferentes o mejores, y a veces, como yo, bobos sin más.

anonimo dijo...

Que las fiestas sean propicias y bondadosas y hasta fértiles.

anonimo dijo...

Se me olvidó decirlo. La idea está muy bien. Me gusta.

MENGANITA de cual dijo...

agradezco enormemente los comentarios de esta publicación, en especial los de anónimo. me alegra que os haya gustado, se trata de uno de los trabajos de un proyecto en el que me encuentro trabajando actualmente,y que,sinceramente,espero que llegue a buen puerto. esta obra en concreto, se trata del retrato de mi abuela paterna cuando tenía alrededor de los 20 años. es una fotografía que me ha acompañado a lo largo de muchos años,y de la cual han habido muchos intentos por mi parte de intentar plasmar en un soporte. es por todo esto que este retrato es muy importante para mi.

anonimo dijo...

anonimo, no anónimo, que lo sepas..

anonimo dijo...

Sé que te va a hacer reír lo dicho antes -y eso quería, pero hay dolor en mí- y en la vida real. Sé lo que es ser el payaso de las bofetadas. No en primera instancia, pero en segunda, o incluso en tercia. La vida es un anti circo y el payaso una metáfora en que ganan , por desgracia, los que hacen llorar. Qué risa damos los que simplemente divertimos en el libro, en el cuadro o en el instrumento sonoro, tratando de decir como idiotas , lo que otros ni lo más mínimo, salvo para divertir=dividir , les importará.