1. Guarda siempre una nariz roja en la guantera del coche.
  2. La próxima vez que entres en un atasco terrible y sientas angustia, abre la guantera y colócate la nariz.
  3. No se trata de hacer nada. No hay que "hacer payasadas". Al contrario... Lleva la nariz con dignidad, como si fuera lo más natural. Compórtate como un conductor más. Puedes girarte para mirar a las personas que tienes a tu lado, como harías normalmente. Puedes saludarles si ellos te miran. Puedes mecerte o canturrear con la música de tu radiocassette. Incluso puedes enfadarte por el retraso. Pero siempre desde tu clown, con su sensibilidad.
  4. Fíjate, disimuládamente, en las reacciones de los demás.
  5. Verás como el tiempo discurre de otra manera, y que incluso eres más amable al volante. Disfruta. Y enhorabuena, porque estás haciendo un servicio público también para los demás. 

[aguafuerte y aguatinta sobre plancha de cobre]
35x50 cm
 

9 comentarios:

anonimo dijo...

Estoy de acuerdo. De la importancia de mostrarse serio (y de serlo).

Meme dijo...

Qué buena filosofía de vida :)

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Jo, me gusta :)

Kristel dijo...

ese sí que es un servicio público interesante y necesario, hacer sonreír.. :)

anonimo dijo...

Retiro lo que he dicho y digo:
"De la importancia de estar serio (y ser serio)", que traducido al inglés casualmente quiere decir: "The importance of being earnest (and being earnest)" que bien pudiera ser una (doble) comedia.

Croissant Femme dijo...

Que genial eres cielo! tu siempre tan especial ;)
Será por ello que te queremos con locura jeje.

Un abrazo de payaso!

Gemma Doe dijo...

solo imaginándomelo ya me he reído...!

Manuel dijo...

Sembrando sonrisas...

Cuatrojos dijo...

me encantan todas las ilustraciones!